El festival musical, pilar en auge para la economía local

“¿El arte por el arte?” Ya no. Un número creciente de estudios de impacto económico llevados a cabo por grupos de artes sugieren que los festivales de música tienen un notable impacto favorable en la economía local.

Hace algunos años, se les encargó un estudio a los grupos artísticos de la región de Berkshire de Massachusetts. Las conclusiones de este texto determinaron que la cultura trajo unos 6.000 puestos de trabajo a la región y ayudó a mantener los restaurantes y hoteles locales.

En España, la música se ha convertido en un nuevo pilar de la oferta turística veraniega y muchas de las ciudades la usan para competir con destinos más baratos del Mediterráneo. Véase el caso de Burriana, con su Arenal Sound, o el pueblo almeriense de Villaricos conocido por su ya famoso Dreambeach. Los festivales de música se han convertido en un verdadero motor del turismo cultural, ya que son capaces mover a cientos de miles de visitantes. En definitiva, la música es el más efímero de los placeres del patrimonio cultural.

Es esencial que para que un festival cultural, del tipo que sea, tenga éxito, es necesario que se cumplan una serie de condiciones en el lugar en el que se va a desarrollar: las comunicaciones, los precios, los recursos de la zona y su oferta de alojamiento.

Los festivales están favoreciendo el desarrollo del turismo cultural que atrae a turistas de todo el mundo para eventos de una comunidad local y promover el intercambio cultural entre turistas y residentes. El turismo cultural aporta beneficios a las ciudades anfitrionas, la mayor parte de éstos favoreciendo principalmente a los pequeños comerciantes y hosteleros.

No hay duda de que los festivales culturales tienen efectos importantes en la economía local, directa e indirectamente. El gasto de los visitantes sobre los bienes y servicios locales en los eventos turísticos tiene un impacto económico directo en las empresas locales y también aumenta los beneficios en toda la economía y en la comunidad específica en la que se desarrolla. Por otra parte, en países subdesarrollados o poco abiertos a la sociedad turística, el turismo cultural no tiene en cuenta la pérdida de belleza local, la degradación ambiental y los efectos que genera en la población local la participación directa e indirecta con los turistas.

En definitiva, el turismo cultural, y más específicamente la música, se ha convertido en el gran atractivo turístico que desplaza y aglutina a miles de jóvenes procedentes de cualquier parte del planeta.

Placeres culinarios como nuevo turismo incipiente

El ocio culinario, ya sea por el placer de la cocina o por cocinar en sí, por gozar de una buena comida (en casa o en restaurante), para descubrir nuevas recetas o nuevos productos, para debatir sobre cocina, etc. está experimentando un interés sin precedentes.

El patrimonio gastronómico atrae a los turistas de todo el mundo deseosos de descubrir otras formas de cocinar, otros hábitos dietéticos, u otros productos. Esta herencia da lugar a nuevos atractivos, a veces favoreciendo los lugares hasta entonces poco visitados o con poco valor turístico. Por tanto, podemos referirnos sin tapujos a este “nuevo” y creciente turismo gastronómico como una forma para descubrir todas las facetas del patrimonio alimentario, gastronómico y de vinos.

La relación entre la gastronomía y el turismo no es nueva. La experiencia de comer se ve cada vez más como el objetivo principal del viaje. Las expresiones para ello son variadas: desde el “turismo gastronómico” de Estados Unidos, pasando por el “enoturismo” italiano o el “agroturismo” francés, hasta el “turismo de degustación” inglés. Descubrir una nueva ciudad es también descubrir su gastronomía y hacer viajar sus papilas gustativas: Munich, Palermo, Porto, etc.

Pese a esto, la capital culinaria europea es España y su gastronomía es un importante impulso para el turismo ibérico.

Según Turespaña, 7,4 millones de visitantes internacionales llegaran al país español para descubrir la  alimentación y vinos locales. Un aumento de más del 30% respecto a años anteriores. La gastronomía, es uno de los temas que tienen el mayor grado de satisfacción de los clientes, especialmente en regiones como La Rioja o Murcia, en lo referido a vinos.

¿Puede la arqueología salvar el turismo?

¿Puede la arqueología salvar el turismo o, desde otra perspectiva, favorecerlo? La respuesta es sí. En primer lugar, la arqueología proporciona una base de datos científica capaz de ayudar a promover el patrimonio específico de un lugar. Por otra parte, la arqueología provoca el desarrollo del turismo cultural en torno a los rincones de renombre mundial.

 

El caso de Perú:

La palabra Perú evoca a la mente inevitable y casi inmediatamente las imágenes de Machu Picchu y del imperio fundado por los Incas. Por sus caminos es posible conocer el impresionante patrimonio arqueológico heredado de civilizaciones aún más antiguas que dan testimonio de su arte, costumbres, ritos y desarrollo.

Veinte mil años de historia se dejan apreciar en la mayor red arqueológica de Sudamérica y una de las más grandes del mundo.

Las áreas naturales protegidas de Perú son de especial interés para realizar turismo ecológico.

 

El caso de Marruecos:

Los recientes descubrimientos arqueológicos en Tafoughalt (montes de Beni Snassen, Marruecos), que datan de más de 100.000 años, de nuevo han vuelto a poner las luces en Marruecos, convirtiendo al país en uno de los vestigios más antiguos del Mediterráneo.
Estas riquezas, que por su especificidad histórica y singularidad, son activos que podrían convertir a Marruecos como un destino turístico emergente y un motor de crecimiento y creación de riqueza. La opción cultural y arqueológica, que ya está insertada en la Visión 2020 como forma de promoción, tiene un poder de atracción significativo de visitantes de todo el mundo, en este caso amantes de la historia. Sobre todo porque la investigación arqueológica en Marruecos es la más dinámico en todo el norte de África. Para desarrollar el turismo cultural gracias a los descubrimientos arqueológicos, el primer paso es asegurar una documentación científica rica y fiable que pueda ayudar a los que toman las decisiones en los proyectos de desarrollo del patrimonio arqueológico.

“Un país como Marruecos, que ofrece una gran variedad de productos turísticos, también puede tomar ventaja de turismo cultural principalmente en torno a los sitios arqueológicos que tienen renombre a nivel internacional”, dicen varios arqueólogos. Los circuitos que combinan el turismo y las visitas a lugares de montaña pueden por ejemplo ser hechas en Essaouira, Marrakech y Ouarzazate.

Conoce más sobre el plan “Visión 2020” en este enlace.

Marruecos, ejemplo de turismo responsable

El turismo responsable o turismo ético es un término que se opone al turismo de masas y que incluye varias formas de prácticas de turismo alternativo que buscan:

  • El desarrollo económico y social de las comunidades locales, mediante la participación de la economía local, una compensación justa y estable de los patrocinadores, unas condiciones dignas de trabajo, el intercambio de conocimientos y mejores prácticas; por ejemplo a través de ferias de turismo.
  • La preservación a largo plazo de los recursos naturales, culturales y sociales (turismo sostenible).
  • Un encuentro auténtico entre los viajeros y la población local (turismo participativo).

El turismo responsable a menudo se refiere al turismo en los países del Tercer Mundo o en los países en desarrollo, ya que son los que concentran la mayor parte del patrimonio ambiental del mundo y, en la mayoría de casos, también las poblaciones con más dificultad. El objetivo del turismo responsable es tanto preservar los recursos naturales del territorio, así como mejorar las condiciones de vida de las comunidades que viven allí.
El turismo responsable implica la idea de que los diferentes actores tengan algo de responsabilidad en el tipo de turismo que se desarrolla.

 

Marruecos se erige como ejemplo en turismo responsable.

“El turismo es en primer lugar un puente entre los pueblos y las civilizaciones, un acto de mezcla humana y cultural, y una apertura asumida en los demás y en la modernidad. Un turismo limpio y responsable, para respetar al hombre, la naturaleza, al medio ambiente y las normas y leyes que rigen el sector.” El Rey Mohammed VI ha hecho del turismo una prioridad nacional con un enfoque claro: el turismo responsable.

El plan “Visión 2020” proporciona medidas y acciones para lograr el objetivo de un turismo basando plenamente su papel en el desarrollo del país. Entre las muchas iniciativas, destaca la Carta marroquí del Turismo Responsable. Aquí os dejamos algunos extractos:

Respeto de los valores.

“Los mismos actores del desarrollo turístico deben tener la atención necesaria a las tradiciones y la cultura de las regiones y poblaciones.”

El respeto de la riqueza cultural.

“La actividad turística debe estar diseñada para permitir el seguimiento y desarrollo de los productos culturales, artesanales y populares tradicionales, no provocar a su empobrecimiento.”

Respeto del medio ambiente.

“Es el deber de todos los interesados ​​en el desarrollo turístico proteger el medio ambiente y los recursos naturales en la perspectiva de un crecimiento económico sano, continuo y sostenible, capaz de satisfacer equitativamente las necesidades y aspiraciones de las generaciones actuales y del futuro.”

Respeto por la infancia.

“La explotación de los seres humanos en todas sus formas, subrayando la sexual, especialmente cuando están dirigidas a niños, vulnera los objetivos fundamentales del turismo y constituye una negación del mismo.”

Del lujo de los ricos a un placer de masas

Los hombres siempre han viajado: migraciones de la población, las conquistas militares, el comercio, las peregrinaciones religiosas también desplazan a los hombres y, en menor medida, a las mujeres desde tiempos inmemoriales. Pero, el término de “turismo” hay que buscarlo en una etapa concreta.
Turismo – es decir, el viaje de placer – apareció a finales del siglo XVII en Inglaterra. Aristócratas ingleses inventaron las prácticas de turismo más actuales: tanto el turismo cultural, así como el turismo termal; y son ellos los que “descubrieron” que el mar y la montaña, ambientes hostiles anteriormente consideradas para el hombre, les ofrecían extraordinariamente una serie de ámbitos para sentirse jóvenes y practicar deporte.
Cuatro siglos después, el turismo se convirtió en una masa de ocio. Provoca las migraciones más importantes que la humanidad haya conocido. Más de 1.100 millones de turistas viajaron al extranjero en 2014, de acuerdo con la Organización Mundial del Turismo. Y se espera la llegada de turistas chinos y los países emergentes harán crecer aún más estos flujos en los próximos años.

En España, el sector del turismo genera el 10,9% del Producto Interior Bruto (PIB). El turismo aportó 124.000 M € a la economía española en 2015. El sector creció un 3,7%. El empleo de las ramas turísticas supera los 2,1 millones de personas y representa el 11,9%del empleo total.
Al igual que cualquier fenómeno social, el turismo tiene sus códigos. Los destinos se declinan según las clases de la sociedad y las estaciones del año, dibujando una geografía social constantemente reinventada. Los destinos turísticos, elegidos por los precursores en búsqueda de distinción social, enseguida se extienden por la sociedad a través de la imitación y la democratización, empujando a las élites de la época a inventar constantemente nuevas prácticas que los mantengan alejados de las masas. Como última ilustración del fenómeno: por 200 000 dolares por cabeza, es posible hacer un viaje por el espacio, pero quién sabe si con billete de vuelta.

Al encuentro de civilizaciones.

Desde el Grand Tour, antecesor del turismo moderno, marcado por las migraciones de los jóvenes aristócratas ingleses y el viaje a Oriente de los románticos, los turistas, hoy en día, siguen mirando más allá de lo exótico.

Las virtudes del agua y la salud del turismo.

Además del atractivo de las ruinas antiguas que caracterizaban el Grand Tour, las élites británicas se apropiaron de otra herencia antigua que se convirtió en el pretexto para nuevos viajes: la hidroterapia.

El descubrimiento de la montaña.

A partir del siglo XVIII, los aristócratas británicos se lanzan a la conquista de los picos, e inventan los deportes de invierno. Una práctica peligrosa que siguen actualmente millones de personas sólo con el afán de “conquistar” montañas. Conoce más sobre el turismo de montaña y el ecoturismo.

¡Turismo para todos!

Desde el verano de 1936, mientras España vivía la época más negra de su historia reciente, las clases populares londinenses van al descubrimiento de Francia. Estos pocos viajeros ricos serán los antecesores directos del turismo social que comienza a desarrollarse. Un modelo en constante crecimiento.

Hacia el hedonismo de masas.

El culto al cuerpo, el sol, la relajación y la costa mediterránea aparecen para muchos como el destino ideal para el verano. Pero el turismo de masas también tiene su lado negativo.

El mundo en sus manos.

La historia del turismo está estrechamente ligada a la de transporte. Más de la mitad de los kilómetros recorridos anualmente por millones de persones son hoy por motivos de turismo y vacaciones.

La mirada del turista.

El turismo es ante todo un placer visual. En la identificación de lo que “vale la pena” ser visto, las guías turísticas han sido editadas constantemente desde el Renacimiento.

Ecoturismo, viaja respetando la naturaleza

El ecoturismo o el turismo verde es una forma de turismo sostenible, principalmente centrada en el descubrimiento de la naturaleza (ecosistemas, pero también en los sistemas agrícolas y turismo rural o la ecología urbana (jardines ecológicos, zonas verdes, reservas naturales urbanas y otros temas relativos al campo de la ecología urbana).

Parque nacional de Tapanti
Parque nacional Tapantí, en Costa Rica.

El Parque Nacional Tapantí es una reserva natural que se encuentra ubicada en el Área de Conservación La Amistad – Pacífico, en conjunto con el macizo de la Muerte, al noreste de la Cordillera de Talamanca, en el centro-sur de Costa Rica.

El objetivo principal de este ecoturismo es  descubrir la naturaleza, paisajes o especies animales y vegetales. Ejemplo de este tipo de turismo serían visitar los leones o elefantes en Kenia, la observación y/o estudio de las aves o ballenas, etc. siempre respetando el ecosistema, o incluso ayudando a restaurarlo, en un enfoque voluntario de “pago de la deuda ecológica” generada por el turismo, con el fin de reducir su huella ambiental.

La actividad de ecoturismo, o turismo verde, por lo general implica un elemento de educación e interpretación, y ayudar a crear conciencia de la necesidad de preservar el capital natural y el capital cultural. El ecoturismo debe tener un impacto ambiental positivo y contribuir al bienestar de la población local.

 

Casos particulares:

  • Turismo y deporte: Algunas formas de turismo tipo “deporte-naturaleza”, en las que la participación en ciertas actividades que se practican en la naturaleza (motos, descenso de barrancos, escalada, piragüismo, camping, etc.) puede tener un impacto significativo en la naturaleza. Por ejemplo, en las aves que anidan o la cría de peces, bancos de animales… Normalmente en lugares muy frecuentados por los turistas.
  • El turismo costero plantea problemas particulares con la navegación, el buceo, la pesca, debido a la afluencia masiva de turistas a menudo y de temporada.
  • El turismo rural presenta costes especiales,  los animales domésticos y los cultivos suelen ser los más perjudicados. Los turistas no prestan atención a las señales de advertencia y, por consecuencia, no respetan los elementos de la vida rural.
  • El turismo y la caza. Ambas prácticas son a menudo una fuente de enfrentamientos y presenta dificultades en la gestión de la seguridad, principalmente para los senderistas.
  • El turismo de invierno con los deportes de esta temporada también pueden generar impactos ambientales significativos a través de la planificación de la ciudad turística, el consumo de espacio, la deforestación para la creación de pistas, la desviación de los recursos hídricos, por ejemplo para suministrar las motos de nieve, etc.

 

¿Cuál es la posición de la Unión Europea respecto al ecoturismo o turismo ecológico?

  • Prevenir y reducir el impacto territorial y ambiental del turismo en los destinos.
  • Controlar el crecimiento del transporte relacionados con el turismo y sus efectos negativos sobre el medio ambiente.
  • Fomentar un turismo sostenibles favorables para el desarrollo local dominado por los jugadores en el sector.
  • La promoción de un turismo responsable, factor de desarrollo social y cultural.

Trabajar y viajar en el extranjero

¿Nunca os habéis preguntado cómo viajar y trabajar al mismo tiempo? ¿cómo podría sobrevivir un viaje? e incluso ¿cómo puedo viajar con el poco dinero que tengo?

Hay una gran posibilidad de que estos asuntos se nos pasen por la cabeza en un momento u otro. Y también hay una buena probabilidad de que nunca hayáis encontrado respuesta alguna. Este el primer paso de vuestro viaje.

Espero no repetir a menudo que es bastante fácil viajar mientras ganáis dinero. Pero hace unos días me di cuenta de que yo debería estar dando algunos ejemplos concretos, por lo que esa es la razón de que esté escribiendo estas líneas. Quiero ayudaros a responder a las preguntas anteriores.

Cuando vais a un país extranjero, vosotros tenéis algo que ellos no poseen; es el idioma. Os puede parecer un poco tonto, pero muchas personas ganan dinero caminando en diferentes partes del mundo, al tiempo que ofrecen sus servicios para corregir y traducir las señales, e incluso menús de restaurantes. De esta forma se sacan una pasta muy valiosa para continuar con sus viajes.

tumblr_mqthscxZpv1s5xu9go1_500

Os voy a comentar un par de ofertas (un poco más realistas que la anterior), con las que podéis encontrar trabajo en el extranjero con nuestro idioma, el español.

  • Convocatoria para la formación de las listas de aspirantes a cubrir puestos docentes en régimen de interinidad en los centros docentes españoles en Marruecos para el curso 2016/2017.El plazo finaliza el próximo 25 de febrero de 2016. Más información en el siguiente enlace: Convocatoria de docentes en Marruecos.
  • Si queréis viajar a las Canarias para trabajar, ahora es el momento. Vital Ocio 7 Islas, una empresa que ofrece servicio al sector hotelero, ha puesto en marcha una convocatoria donde está ofreciendo 555 puestos de empleo para trabajar en el Castillo del Romeral, las Palmas, Canarias.
  • Quizás el trabajo más extraño con el que os podéis encontrar es el de abrazar osos panda. Es el trabajo perfecto para estar con estos animales y en China os pagan por estar con abrazarlos. El enlace está en inglés.