Las ocho reglas de oro para evitar fraudes en Budapest


Conocida como el Bangkok de Europa, miles de turistas en Budapest son abordados por hermosas chicas en la calle que quieren ser invitadas a tomar una copa. Los hombres, necios, incapaces de resistirse ante estas encantadoras criaturas de belleza exótica se abandonan y se entregan al azar del destino. Es sólo cuando reciben la factura (en ocasiones de hasta 200 euros por una Coca-Cola) se dan cuenta de haber sido las desafortunadas víctimas de una estafa húngara.

Escribiendo “estafa Budapest” en un motor de búsqueda, como Google o Bing, se encuentran cientos de historias similares. Estos casos son lamentables, pero que fácilmente se podrían haber evitado con un mínimo de sentido común. Os recomendamos que leáis detenidamente nuestras ocho reglas de oro con antelación ya que os van a evitar un montón de problemas.

Regla 1

Antes de salir y dejarse embriagar por la noche, es conveniente elaborar, verificar e imprimir una lista de negra de clubes, bares y restaurantes para evitar en Budapest. Nuestra recomendación es que os guardéis el papelito en un lugar seguro de vuestra indumentaria y que lo consultéis con frecuencia.

Regla 2

Ser abordado por una chica con un físico más bien de actriz porno o cercano al estatus de supermodelo es halagador y aumenta vuestro ego pero tened cuidado. Si ella, embaucadora, os insiste y os pide continuamente tomar algo, la opción más segura es que sigáis vuestro camino porque probablemente se trate de una estafa.

Regla 3

La mayoría de los bares, discotecas y restaurantes en los que suele haber problemas se encuentran en la calle Váci, la calle más turística de Budapest. Para elegir un lugar en los alrededores de esta calle consultad los comentarios de sitios web como TripAdvisor o Lonely Planet.

 

Regla 4

Evitad los taxis privados a toda costa, ya que os piden normalmente un precio cuatro o cinco veces superior a lo normal. Lo más barato es pedir un taxi por teléfono.

Regla 5

No cambiéis vuestro dinero en la calle o en vuestro hotel, incluso si creéis que la tasa es ventajosa al cambio, ya que puede sufrir falsificaciones.

 

Regla 6

En las últimas fechas, se ha producido una proliferación de policías falsos que están apareciendo en las calles de Budapest y tratan de estafar a los turistas. Si la policía se acerca a vosotros, comprobad siempre que vayan con una placa y si es necesario, pedidles su nombre y número de identificación, ya que tenéis derecho a ello.

Regla 7

Cuando salgáis por la noche, evitad llevar demasiado dinero encima y dejad vuestras tarjetas de crédito en el hotel o alojamiento.

Regla 8

Sin embargo, si habéis sido estafados, entonces lo primero que debéis hacer es poneros en contacto con vuestra embajada y llamar a la policía. También podéis llamar a este número 438 8080 establecido por el Ministerio de Economía de Hungría para ayudar a los turistas, con operadores de habla inglesa os ayudarán. No dudéis en comentar la estafa de la que fueseis víctima en diversos foros, ya que esto puede evitar que otros caigan en la misma trampa.

Si conocéis algún tipo de fraude o estafa que se haya producido en Budapest, y que no esté mencionado en este artículo, os agradeceríamos que los incluyeseis en los comentarios.

Esperamos que después de leer estas ocho reglas no tengáis miedo de viajar a Budapest. Hungría es un país seguro, como en todas partes, pero por desgracia, los turistas son el blanco de la gente deshonesta. Permaneciendo atentos, seguro que tendréis una estancia inolvidable en la bella ciudad de Budapest.

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Las ocho reglas de oro para evitar fraudes en Budapest

  1. ¡Salud! Mi español no es perfecto, así que voy a comentar en Inglés en su lugar.
    When visiting another country, upon arrival observe the locals and what they wear, then purchase similar clothing to wear for your stay. That way you don’t stand out as much. That means no Hawaiian shirts and sandals, and don’t flash your valuables.

    Le gusta a 1 persona

  2. Es lo que dices: Sentido común. Alguien dijo que si una mujer joven y hermosa se le acerca sonriente en la noche, es para robarle los órganos. Es una cuestión de olfato, si algo suena demasiado bueno es probable que sea mentira. Y hay que tener cuidado con nuestros alocados impulsos de vacaciones. Aventurarnos en ambientes muy ajenos a nosotros puede traernos problemas por desconocer los códigos.
    Gracias por la entrada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s